espacio de información y análisis de cuestiones de actualidad.

 

 

Proyecto Policia Tutor

 

Copenhague: ¿Qué ha fallado?

 

Por qué no se organiza un debate sobre las Cajas de Ahorro?

 

El incremento del valor catastral

 

La declaracion de Bolonia

 

 

 

P O L I C Í A T U T O R

 

P R O Y E C T O

 

C U R S O 2009/10

P O L I C Í A L O C A L

 

Unidad de Apoyo a la Comunidad Educativa

Sección de Policía Tutor

 


PRESENTACIÓN.

Una vez comenzado el curso académico 2.009/2.010, iniciamos desde el Cuerpo de Policía Local de Coslada, concretamente desde la Sección de Policía Tutor, este curso, con la intención de dar continuidad al trabajo realizado en años anteriores de apoyo a la comunidad educativa, intensificando aún más la labor de prevención, con el objetivo conseguir la protección de nuestros menores.

La experiencia nos dice que la prevención es la mejor forma de mantener un buen ambiente de seguridad y normalidad en todas las situaciones, especialmente en el ámbito escolar. La prevención, es el punto de partida para acabar con situaciones de inseguridad que tanto preocupan a los ciudadanos en general y a los padres y docentes en particular.

En el presente curso, por parte de los Policías Tutores, se van a realizar actividades que fomenten la buena relación entre iguales, también queremos dar a conocer el proyecto de Policía Tutor, para que padres y madres tengan conocimiento de qué es y qué funciones tienen los agentes de Policía Tutor.

Intentamos con este proyecto, seguir avanzando en el objetivo de disminución del absentismo escolar, para ello este curso se incorpora un Agente más a la sección, con lo que serán tres los Policías Tutores, así cuando se estén impartiendo charlas preventivas en algún centro educativo el vehículo estará siempre de patrulla.

Como novedad en este curso escolar, se realizará escrito de comunicación dirigido a los padres de los menores que sean localizados en horario lectivo en la vía pública, detallando donde y en que circunstancias se encontraban, todo ello al margen lógicamente del acta que se formula al detectar cualquier caso, y de la que se da conocimiento al centro escolar al que pertenece el alumno y a la Comisión de Absentismo Escolar.

OBJETIVO GENERAL.-

•  Conseguir que todas las personas, así como instituciones que forman parte de la comunidad educativa, logremos una situación de prevención y colaboración, que de lugar a una situación de seguridad tanto dentro como fuera de los centros escolares. En definitiva, lo que se persigue es dar cumplimiento a los derechos y deberes que afectan a los menores.

OBJETIVOS ESPECÍFICOS.-

•  Fomentar en los menores, hábitos de comportamiento y respeto entre iguales.

•  Detectar y realizar seguimientos del absentismo escolar, así como localizar menores fugados y en posible situación de riesgo o desamparo.

•  Proceder a realizar propuestas de ordenación y regulación en el entorno escolar así como vigilar los alrededores de los centros de enseñanza.

•  Colaborar directamente con los Servicios Sociales y Educación.

CHARLAS INFORMATIVAS

Para el presente curso, se han programado una serie de charlas en los distintos institutos, dirigidas a los alumnos de primero de la E.S.O., estas queremos que vayan orientadas a los alumno/as de primer curso de la ESO, por ser alumnos de nueva incorporación al centro y cuya sensación de cambio dentro de su entorno escolar es muy señalada. Las charlas se impartirán en las aulas de los cursos citados, considerando necesaria la presencia del tutor o tutora de los alumnos.

También se propone la posibilidad de dar charlas, por parte de los Policías Tutores, a los padres de los alumnos de primero en una jornada única en cada instituto, realizándose en el salón de actos o en el lugar que destine a tal efecto la dirección del centro escolar.

Igualmente se procederá por parte de esta sección de Policía Local a incluir en las charlas informativas el uso indebido de Internet, así como los riesgos que en ámbitos generales se pueden derivar de su uso. También se propone la posibilidad de dar charlas, por parte de los Policías Tutores, a los padres de los alumnos de primero en una jornada única en cada instituto, realizándose en el salón de actos o en el lugar que destine a tal efecto la dirección del centro escolar.

Como en el curso pasado, si algún instituto lo cree conveniente, participaremos en la presentación del curso a los padres para explicarles el proyecto de Policía Tutor, solo tienen que comunicárnoslo y allí estaremos.

Asimismo, la Sección de Policía Tutor contará con una cuenta de correo electrónico, para facilitar la información que se pueda recibir ó enviar a los distintos Centros Educativos, A.M.P.A.S., Concejalía de Servicios Sociales, Concejalía de Educación, resto de Policías Tutores, etc.. Dicha cuenta de correo será la siguiente: policíatutor@ayto-coslada.es .

CONTENIDO DE LAS CHARLAS (1º de la E.S.O.)

•  Información sobre la Policía Local de Coslada.

•  Funciones de los Policías Tutores.

•  Derechos y Deberes de los menores en edad escolar obligatoria. ( 6 a 16 años).

•  Absentismo escolar y situaciones de riesgo.

•  Violencia Intra-extraescolar.

•  Acoso escolar y problemática relacionada con este.

•  Consumo de alcohol y drogas.

•  Relación entre iguales dentro y fuera de los centros.

•  Uso de Internet. Ventajas y Riesgos.

•  Instituciones y servicios relacionados con los Agentes Tutores.

CONTENIDO DE LAS CHARLAS DE (2º de la E.S.O.)

•  Introducción

•  Absentismo y consecuencias

•  Uso indebido de Internet

•  Adicciones a las nuevas tecnologías

•  Bandas juveniles y sectas

•  Confianza en las instituciones

“Entre todos lo conseguiremos”

 

 

CAMBIO CLIMATICO.

Copenhague: ¿Qué ha fallado?


Los fallos han sido al menos nueve:

1)La percepción del problema
  1.1) Dudas sobre su realidad
  1.2) Ignorancia de su impacto
  1.3) Inasimilación de su velocidad

2)El modelo social
  2.1) La vida fácil
  2.2) El estado del bienestar
  2.3) La exageración del instinto de la “rata-almacenera”

3)El modelo de la teoría económica
  3.1) El indicador PIB
  3.2) El valor monetario de los bienes y servicios frente al de la
energía anual
  3.3) La errónea definición de -coste- en la expresión coste/beneficio

1)La percepción del problema

1.1)Dudas sobre su realidad

Los científicos medimos desde hace 150 años las temperaturas en el
planeta. Observamos una tendencia creciente. Sabemos que el planeta se
conserva “caliente” gracias al CO2 de su atmósfera, que permite una
temperatura de alrededor de 15ºC , de manera que el agua se puede evaporar
y así la combinación vapor de agua mas CO2 en la atmósfera retiene la
suficiente energía infrarroja saliente para mantener la temperatura en el
rango 10ºC- 20ºC .

Estos conceptos son muy difíciles de asimilar por la población, incluidos
en ella algunos geógrafos y economistas. Se precisa llevar dentro de la
mente la idea de radiación infrarroja, la idea de su absorción, la idea
de que los gases, que no vemos, actúan como una manta de lana, etc., etc.

Por ello, la generalidad de la población, incluyendo políticos de la
talla del Sr. Rodríguez Zapatero y el Sr. Obama, ven esto del cambio
climático como un eslogan más de una miriada que asalta diariamente sus
sentidos. La reacción general es: “Puede haber algo en ello”, pero es
algo para acumular con otras mil preocupaciones.

A esto tenemos que añadir que, como cambios climáticos ha habido siempre
a lo largo de la historia de la humanidad, muchos toman éste de ahora como
“otro más”.  Es, claro, uno más, pero ocurre por la emisión
acelerada de CO2 a la atmósfera, es muy rápido y muy intenso y tiene
lugar cuando vivimos en una civilización frágil, frágil por nuestra
drogo-dependencia de una energía muy sencilla de obtener.


1.2) Ignorancia de su impacto

Ni siquiera Lomborg, un economista que se interesa por estos asuntos, es
capaz de estimar el impacto del cambio climático. Es España se han hecho
estudios muy concienzudos, pero a los métodos de trabajo les falta la
estructura teórica que les podría capacitar para estimar con un bajo
orden de incertidumbre la extensión de esos impactos. La ciencia se basa
en el experimento y, sencillamente, no podemos experimentar a voluntad con
el planeta. Solo podemos establecer escenarios y asignar probabilidades a
los mismos.

1.3) Inasimilación de su velocidad

Los seres humanos tenemos una intuición defectuosa de la variable
“tiempo”. Para la mayoría de la humanidad el tiempo no es un
parámetro controlable. Para esa mayoría, cualquier cosa que pase de un
año hacia el pasado o hacia el futuro es algo absolutamente nebuloso. La
humanidad vive en el presente. Hasta en la teoría económica se da más
valor al presente que al futuro, introduciendo lo que se denomina “tasas
de descuento”.

La velocidad es un concepto que los seres humanos no controlan. Lo vemos
todos los días en la carretera, cuando los locos nos adelantan a 150 km/h
para parar unos metros más adelante en el atasco. Su velocidad real es de
30 km/h pero muchos creen que pueden andar con la primera mencionada.

Cuando los científicos decimos que el presente cambio climático es muy
rápido y que sufriremos consecuencias muy graves dentro de 20 años
nuestras palabras resbalan como el agua del mar sobre el aceite de
broncear. Sencillamente, no pasan del oído al cerebro. No tenemos
mecanismos mentales para asimilar el cambio, el movimiento. 

2)El modelo social
 
2.1) La vida fácil

Tras miles de años de esfuerzos diarios, simplemente para sobrevivir, tras
el fin de la segunda guerra mundial, la vida se hizo muy fácil. La guerra
había facilitado los mecanismos para la extracción de la energía
acumulada, como la fortuna del abuelo, en la caja fuerte del subsuelo. La
vida se define como búsqueda de energía. Si la encontramos abundante y
extraíble sin esfuerzo, la vida se hace muy sencilla.

Hay personas, muy bien formadas, incluso ingenieros y algunos científicos,
que asumen que -siempre- encontraremos recursos para llevar esta vida
fácil que comenzamos tras una guerra de 70 millones de muertos.

Para estas personas, el 99.99999….. % de la humanidad (incluidos los
pobres que ven como viven los ricos) la vida ha cambiado de concepto. Ya no
hay que -buscar- la energía. Ésta cae del cielo, o como la leche para los
niños de la ciudad, está ahí, en el supermercado. Simplemente se coge.

El mensaje de que tenemos un problema se rechaza, sencillamente. Para la
gran mayoría de la humanidad, los problemas, incluido el paro, no lo son.
Incluso para los economistas tradicionales, los problemas son de
distribución, no de escasez.

La humanidad ya no acepta la definición real de la -vida- .

2.2) El estado del bienestar

Las condiciones de los trabajadores fabriles, y no digamos los jornaleros
del campo, entre 1800 y 1950 fueron miserables. Probablemente no más que a
lo largo de los 10.000 años de civilización agrícola, pero entonces se
hicieron más visibles.

Como reacción, se establecieron dos principios que una buena parte de la
humanidad no está dispuesta a rechazar y que otra parte quiere alcanzar:
  
a)La vida NO implica esfuerzo.
b)La buena vida me la dan otros, no la consigo yo.
 
Lo primero ha derivado en el rechazo del esfuerzo por vivir, el rechazo del
trabajo como actividad creativa, y el ansia, de tipo drogadicción, de que
llegue la tarde, el fin de semana, las vacaciones, para hacer lo mismo que
se hizo ayer, es decir, nada.

Lo segundo, en dejar la solución de unos -problemas- de los que se tiene
alguna noticia, siempre en manos de otros. Hay un accidente de avión. Un
descarrilamiento de trenes, accidentes diarios, tsunamis, huracanes, etc.,
etc. Se olvidan en tres días. No afectan a la humanidad. Son cosa de
-otros-

2.3) El instinto de “rata-almacenera” (pack-rat)

Nuestra herencia memética (cultural) de 40.000 años nos hace querer tener
objetos, incluso tener grasa en el cuerpo. Durante 39.930 de esos años
teníamos lo que tienen todos los animales: Escasez. Guardábamos la grasa
en nuestros cuerpos como reserva para las hambrunas. Guardábamos toda
clase de objetos para poder venderlos o intercambiarlos en situaciones de
penuria.


Hoy, en medio de la abundancia, necesitamos comer cada día más,
necesitamos tener cuatro coches mejor que dos, diez pantallas planas mejor
que una, cientos de zapatos y vestidos que no nos podemos poner nunca.

Queremos tener tanto de todo, tanta energía, que ponemos los radiadores a
tope en invierno para abrir las ventanas, y los acondicionadores a tope en
verano para llevar jersey de lana dentro del Congreso.

Este instinto nos hace rechazar cualquier esquema de austeridad como si
fuera un ataque a nuestra capacidad de supervivencia.

3)El modelo de la teoría económica.

3.1) El indicador PIB

La teoría económica se fundó y desarrolló dentro del ambiente cultural
de la Inglaterra fabril, y se extendió en los EEUU de las dos guerras
mundiales.  Es una teoría totalmente superficial. Puesto que lo que se ve,
sin necesidad de profundizar, es que el ser humano intercambia bienes y
servicios, se desarrolla una teoría sobre esos intercambios, sin
preocuparse de las razones profundas de los mismos ni de los mecanismos de
funcionamiento de la sociedad, el ente emergente que sale de la
interacción entre millones de personas en un sistema complejo no lineal.

Si se asume que la sociedad funciona intercambiando bienes, parece claro
que para medir la riqueza de una sociedad basta con contar los bienes en
circulación (cuando hay muchos bienes, se añaden los servicios que los
manejan). Por lo tanto si una familia tiene diez coches, de cuales utiliza
dos, es más rica que si tiene solo esos dos que utiliza. Si los hogares de
la sociedad tienen seis lavadoras, veinte pantallas planas, dos mil trajes
y vestidos, etc. etc. esa sociedad se supone que es muy rica.

Utilizamos, pues, el Producto Interior Bruto (PIB) como medida de la
riqueza y del progreso de una sociedad. Entre otras cosas, se supone que
eso genera “trabajo”, rechazando de plano la ley básica de toda la
naturaleza (y los seres humanos y nuestras sociedades formamos parte de la
misma) que es la segunda ley de la termodinámica, que nos dice que
aumentar los bienes genera destrucción.

Cualquier discurso (como en Copenhague), que indique que podemos vivir
mejor si reducimos nuestro nivel de redundancia en el consumo, va
directamente en contra de la única medida de que disponemos para estimar
la riqueza y progreso de la sociedad. No es extraño el rechazo.

3.2) El valor monetario de los bienes/servicios frente al de la energía
anual

Mientras la energía era escasa, su acumulación en bienes era
esencialmente nula. Pero desde 1870 se ha ido acumulando en bienes que la
incorporan en todos sus procesos de fabricación, incluidos los salarios de
los servicios de los educadores, de los diseñadores y de los medios de
comunicación, por ejemplo.

Hoy día si el valor anual de intercambio (monetario) de la energía es 10,
el valor de los bienes en circulación es el de la energía almacenada en
ellos a lo largo de 60 años: 600.

Por este motivo tan sencillo de entender, se rechaza cualquier medida de
ahorro energético, o de captura de energía a partir de la radiación
solar. Sencillamente, en los modelos de la teoría económica al uso el
valor de la energía es despreciable.

3.3) La errónea definición de -coste- en la expresión coste/beneficio

En los modelos de la teoría (o teorías, ya que en sus distintos sabores
son todas iguales) económica tradicional domina el dilema coste/beneficio.

Se interpreta, en la fabricación de un bien, por ejemplo, un coche, que
los salarios  abonados a los trabajadores son un “coste”, algo dañino
que habría que evitar.

Es una idea totalmente superficial. La idea es que si se pudiese eliminar
el “coste” de los salarios, el dueño de la fábrica haría pingües
beneficios. Pero si se eliminase el pago de salarios nadie podría comprar
los coches que ese dueño quiere fabricar. Sus beneficios se hundirían.

En buena lógica, pues, los salarios NO son un coste, sino una inversión.
Esto lo descubrió Henry Ford hace ahora casi 100 años, pero Ford no era
miembro de la comunidad académica, y su idea ni siquiera se entendió.

Es preciso, en la(s) teoría(s) económica(s), dejar bien claro que el
único “coste” que existe es la destrucción y el despilfarro.  Si yo
puedo fabricar un coche empleando 100 kwh en vez de 300, 200 de esos 300kwh
son coste real porque, al revés que el dinero (energía) pagado a los
trabajadores, esos 200 kwh no compran el coche, van directamente a calentar
la atmósfera, o como residuos sólidos, al vertedero.

----

Podemos diseñar otro indicador distinto del PIB, que no tome solo en
cuenta la cantidad de bienes y servicios, sino que incluya la calidad de la
vida humana y del resto del planeta. Podemos dar a la energía su valor
real. Podemos corregir la ecuación coste/beneficio. Podemos comunicar a
los ciudadanos que para disfrutar del bienestar hay que trabajar muy duro,
que la necesidad de almacenar es una reliquia de tiempos pasados que hoy ya
no es necesaria.

Podemos enseñar mucho mejor (pero eso exige que aquellos a quienes
queremos enseñar quieran hacer el esfuerzo, quieran trabajar duro para
aprender) las realidades del mundo en el que vivimos, la realidad de la ley
de la polución o del crecimiento de la entropía, que está manteniendo el
problema del cambio climático; y enseñar la realidad del concepto de
velocidad.

Son problemas muy de fondo, muy profundos, que no se solucionan con medidas
superficiales, porque son mecanismos mentales imbricados en la zona de
supervivencia de nuestros cerebros, pero una zona que utiliza conceptos muy
antiguos para tratar de resolver los problemas modernos.

Mientras no corrijamos esos 9 puntos (y quizás algún otro, pero estos son
los esenciales)  fracasará Méjico, Lagos, …., y cualquier otra reunión
que queramos montar sobre el problema del cambio climático, que seguirá
creciendo a ritmos galopantes, alimentado, día a día, por la ignorancia y
los errores metodológicos en el pensar humano.

 

20 Diciembre 2009
Antonio Ruiz de Elvira
Professor, Applied Physics
Universidad de Alcala
European Climate Forum

Web page: 

http://cienciayclima.es
http://www.european-climate-forum.net

BLOGS:
http://cienciayclima.es/mainind.html
http://www.elmundo.es/elmundo/ciencia.html
http://weblogs.madrimasd.org/medioambiente

 

 

 

Por qué no se organiza un debate sobre las Cajas de Ahorro?...


Es cierto que en este país los políticos no están acostumbrados al debate abierto y eficaz sobre las posibles soluciones a problemas que muchas veces ellos mismos causan. Actuaciones como TENGO UNA PREGUNTA PARA USTED son amagos que forma parte de un marketing más propio de una campaña de temporada primavera/verano que de un deseo de oir, respetar y valorar las opiniones de la ciudadania.


Creo que es un tema que está de actualidad, tanto por el “affaire” de la Caja de Madrid, como ante el debate sobre las fusiones de otras, y en el que, al parecer, nadie tiene en cuenta la importancia de su localización, en función de los objetivos originales de su creación, ya totalmente olvidados.


Las Cajas no son bancos, son entidades creadas con carácter social, para combatir la usura, y facilitar el desarrollo de la actividad económica de las familias y las PYMES de su ámbito de actuación. En Galicia, como en toda España, se pretende fusionar varias Cajas con otras, en busca de una teórica mayor estabilidad, pero en realidad para concentrar el poder de control sobre las mismas. Así se quiere ahondar aun más en el abandono de una de sus principales características: mantener sus actividades de servicios financieros centrados en su entorno natural, basándolas en la proximidad y participación popular, manteniendo una competitividad basada en la cooperación, al tener diferenciadas sus áreas de influencia.


Pero en general, posiblemente siguiendo una estrategia de “política neoliberal”, la evolución de las Cajas en todo el estado español desembocó en un comportamiento y actitud que se aproxima al “modus operandi” de la banca privada, eliminando así un elemento de competencia en los servicios bancarios para las economías familiares y PYMES, y lo que es peor, desviar el patrimonio del ahorro popular hacia actividades y estrategias ajenas al entorno donde han tenido su origen.

Esa orientación dejó sin contenido una entidad fundamental para la planificación del desarrollo financiero de las Cajas de Ahorro: la CECA (Confederación Española de las Cajas de Ahorro), que teóricamente tenía una misión de unificación de criterios y control. Algo parecido pasó con la Federación Gallega de Cajas de Ahorro, que se ha quedado limitada a ser una inaccesible “oficina del defensor del cliente”. Y es que, al convertirse en competidoras por concurrir en las mismas áreas geográficas, estas entidades suprimieron una mínima actividad de planificación y colaboración conjunta.
Ahora resulta que no solo se habla de competencia en el mercado mutuo, sino que se proponen y planifican nuevas formas de gestión, que estarían en total desacuerdo con sus origines y objetivos, cuando en realidad su vigencia y nicho de participación debería considerarse imprescindible, y no es exagerado pensar que, de haber persistido en sus practicas originales, habrían evitado entrar en la problemática de la actual crisis, tanto las propias Cajas como sus clientes.


Así pues es necesario evaluar si con las Cajas se está siguiendo el camino correcto, así como, en el caso de que se reconozca la necesidad de una reforma, aun estamos a tiempo de aplicarla y como debería de ser. Romper con la inercia de aplicar una visión sesgada, condicionada por unos principios mínimos impuestos por una estrategia de una planificación financiera especulativa, nos lleva a cuestionar las propuestas al uso y a formular otras nuevas.


Como demostración de la demanda de entidades que mantengan ese “estilo”, es el éxito relativo de iniciativas como COOP57 y FIARE, dos proyectos puestos en marcha en la línea de un ideal de entidades financieras orientadas a facilitar el desarrollo sostenible de la economía en su conjunto, gestionadas democráticamente por sus propios clientes y beneficiarios. También una mini encuesta telefónica, donde de 360 personas, el 81% pusieron de manifiesto su descontento con los bancos y cajas de ahorro, un 3% no supo o no quiso pronunciarse, y el resto (menos de un 16%) lo consideraban como una servidumbre inevitable dadas las características del mercado. Solo un 18% supo mencionar alguna diferencia significativa entre unas y otras.


Decir que las Cajas de Ahorro tienen que ser regidas por profesionales, equivale a suponer que tienen que comportarse como empresarios banqueros, cuyo objetivo único es acrecentar al máximo sus beneficios, precisamente cuando fueron creadas para contrarrestar esa actitud, que ha sido, aunque no quiera reconocerse, la causa principal de la crisis que estamos viviendo.


Decir que su actividad no puede ser orientada desde la política, significa que o no se tiene ni idea de lo que “significa” “política”, o que en realidad lo que se quiere es evitar que los verdaderos dueños del capital financiero participen en su control.


Es de desear que las Cajas actúen de acuerdo con el beneficio de toda la sociedad, contribuyendo a favorecer a las personas que participan en un desarrollo acorde con las necesidades reales y posibilidades de conservación patrimonial, con un beneficio equilibrado para sostener su actividad.


Hipócritamente, los reglamentos en vigor parecen querer contemplar esa circunstancia, pero no se aplica democráticamente (los representantes de los imponentes, son elegidos en un sorteo fácilmente amañable) y las normas son totalmente antidemocráticas y proclives al chanchullo. (Prueba de ello está en que la batalla que se está librando en el caso de Caja Madrid) Como imponente, quiero que mi representante sea accesible, conocerlo, y participar en su elección. Que pueda presentarse libremente, y hacer su campaña electoral, ya que actualmente no tiene acceso a sus posibles votantes, ni medios para explicar sus alternativas y actitudes.
Como ciudadano, prefiero que sean los políticos que se eligen democráticamente, a los que pueda pedir responsabilidades, los que se integren en una Asamblea en la que también deberán estar los sindicatos y asociaciones empresariales, entidades de carácter social y representantes democráticos de los clientes (ahorradores y usuarios), para que su “gobierno” y la orientación de su política económica esté en manos de los que han de beneficiarse en su conjunto de sus servicios, en amplio debate abierto ante las personas que constituyen nuestra sociedad.


Como persona, espero que se marquen claramente las diferencias entre una Caja de Ahorros y un banco privado, para que cada uno pueda elegir que hace con sus ahorros y disponibilidades económicas: o contribuye al desarrollo de una economía al servicio de la sociedad, o lo entrega a los especuladores y depredadores financieros, cuyo interés único es un máximo beneficio a costa de lo que sea y sin preocuparse de las repercusiones, como ha ocurrido en los últimos años, y por lo que se vé va a continuar ocurriendo.


He tenido la suerte (o desgracia) de ocupar el cargo de Consejero durante varios años en el Consejo de Administración de una Caja de Ahorros, por lo que conozco "algo" sobre el tema.


Fdo.Miguel A. Quinteiro Núñez


El incremento del valor catastral

 

Hemos mantenido una reunión con personal del Ayuntamiento a fin de recabar información sobre los nuevos valores de Impuesto de Bienes Inmuebles que entrará en vigor a partir del 1 de Enero de 2010 y hemos tratado de analizar lo que puede incidir en los bolsillos de los contribuyentes.

Resumen:

El concepto de Impuesto de Bienes Inmuebles es un gravamen sobre la propiedad.

El valor catastral de los bienes inmuebles (1) se revisa por el Ministerio de Economía y Hacienda cada 10 años, y se asigna un valor según criterios de zonificación de cada uno de los Ayuntamientos afectados.

La última revisión del catastro en Coslada es del año 1994.

En Coslada, se ha incrementado el valor catastral de cada inmueble, resultando el nuevo valor, aproximadamente la mitad del valor real de mercado de ese inmueble.

Partiendo de la base imponible (normalmente igual al valor catastral), cada Ayuntamiento tiene la potestad de aplicar un tipo impositivo que, según ley, no puede ser menor del 0,4% ni mayor del 1,1%.

En algunos casos concretos de nuestra ciudad el valor catastral se ha multiplicado por 2,31, es decir lo antes se consideraba que valía 100 ahora se considera que vale 231.

Nos comentan que se ha incrementado el valor catastral de los pisos sobre rasante y se ha bajado el de los inmuebles bajo rasante. Sin embargo observamos que en los casos analizados, también se ha incrementado el valor de esos inmuebles bajo rasante (generalmente trasteros y plazas de aparcamiento).

Como el incremento ha sido muy importante, en los próximos 9 años la base imponible se va a calcular sobre el resultado del incremento del valor catastral (base del 2010 – base del 2009) multiplicado por 0,9 en el año 2010 y reduciéndose ese coeficiente hasta llegar a 0,1 en el año 2018 y quedando anulado en el año 2019.

El valor catastral (y en consecuencia la base imponible y el importe del impuesto) se incremente anualmente según criterios más o menos semejantes al IPC (Incremento de Precios de Consumo).

Hemos confeccionado un escenario aproximado para un piso de 127 m2 que se puede analizar en el siguiente cuadro:

 

Estos valores son aproximados y contemplando que el tipo a aplicar por el Ayuntamiento permanecerá en el 0,423% durante el período analizado y el IPC se mantiene en el 1,2% anual.

Otras consideraciones:

- Desconocemos como repercutirá esta modificación del valor catastral al Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Bienes Inmuebles (Plusvalía), que afectará a aquellos que hagan una transmisión patrimonial bien por venta, cesión o herencia

- Hace pocos años, el valor catastral del piso con sus coeficientes correspondientes, era considerado como un ingreso que incrementaba la base imponible del impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas. ¿Cómo nos afectará si algún gobierno del Estado, modifica la ley y vuelve a considerar que nuestros pisos, el los que vivimos, nos generan ingresos?

¿Qué se puede hacer ante esto?

-Se pueden recoger firmas para que el Gobierno de España modifique esta ley.

-Se puede pedir al Ayuntamiento que gestione ante la Federación Española de Municipios y Provincias que se permita reducir el límite inferior del tipo impositivo, hasta que resulten unos importes a pagar racionales y asumibles por los ciudadanos.

-Recurrir ante el Tribunal Económico Administrativo, si bien esta opción puede no resultar efectiva al estar amparada por la Ley la modificación a que nos someten.

 

 

 

 

 

La declaración de Bolonia

 

Qué es el proceso de Bolonia? ¿Qué supone para las universidades europeas? ¿Por qué protestan? ¿Qué dicen sus defensores y sus detractores? Las claves, en 20 preguntas y respuestas.

"LOS PORTADORES DE LA ANTORCHA"

de Anna Hyatt Huntington (1.954)

1. ¿QUÉ ES LA DECLARACIÓN DE BOLONIA?

La Declaración de Bolonia es una iniciativa para reformar el sistema educativo europeo, que fue suscrita en esta ciudad del norte de Italia, el 19 de junio de 1999, por 29 países de Europa: todos los que conformaban entonces la Unión Europea, España incluida, y otros pertenecientes al Espacio Europeo de Libre Comercio y del este y el centro del continente.

Con la firma de esta Declaración se dio paso al llamado Proceso de Bolonia, o Plan Bolonia, que ha ido perfilándose posteriormente, con diversos cambios y la inclusión de más estados, a través de cuatro nuevos acuerdos, especificados en los Comunicados de Praga (República Checa, 2001), Berlín (Alemania, 2003), Bergen (Noruega, 2005) y Londres (Reino Unido, 2007). La próxima conferencia de seguimiento se celebrará el año que viene en Lovaina (Bélgica).

 

2. ¿DÓNDE TIENE SU ORIGEN?

El origen de la Declaración de Bolonia se encuentra en la Carta Magna de Universidades suscrita por varios rectores de universidades europeas en 1988. Pero el paso previo determinante no se dio hasta diez años después, cuando, el 25 de mayo de 1998, los ministros de Educación de Alemania, Italia, el Reino Unido y Francia (es decir, los cuatro países de la UE que pertenecen al G7, el grupo que conforman las naciones más ricas del mundo) firmaron en París la llamada Declaración de La Sorbona.

 

3. ¿QUIÉN ELABORÓ LA DECLARACIÓN DE BOLONIA?

 

Los gobiernos de los países firmantes, con la participación de representantes estudiantiles, de la Comisión Europea y de otras organizaciones.

 

4. ¿CUÁLES SON SUS OBJETIVOS?

 

El objetivo del Proceso de Bolonia es llevar a cabo una profunda reforma del sistema universitario en Europa, mediante la construcción del denominado Espacio Europeo de Educación Superior (EEES), diseñado a partir del modelo anglosajón y organizado, según el propio tratado, teniendo en cuenta principios de calidad, movilidad, diversidad y competitividad.

En este sentido, el Plan pretende conseguir, entre otras cosas, la total movilidad estudiantil dentro del continente y la homogeneización de los estudios superiores en Europa, acabando con el actual laberinto de convalidaciones.

Se pretende asimismo lograr un sistema de educación superior competitivo, atractivo para el resto del mundo, y que atraiga a estudiantes e investigadores de otros países, así como adecuar las enseñanzas a las necesidades del mercado laboral.

En general, se busca el concepto de "educación a lo largo de toda la vida" (lifelong learning, en inglés), en un proceso permanente de interacción entre formación y trabajo, y un cambio en los métodos de enseñanza, con una atención más individualizada al alumno (más tutorías y trabajo personal, menos clases tradicionales).

El fin último es incrementar el empleo en la Unión Europea.

 

5. ¿QUÉ CAMBIOS INTRODUCE?

 

Fundamentalmente, habrá un nuevo sistema de créditos y de titulaciones, una nueva financiación de los estudios y más movilidad para estudiantes, docentes, investigadores y personal de administración y servicios.

 

6. ¿CÓMO ES EL NUEVO SISTEMA DE CRÉDITOS?

 

El crédito se constituye en la unidad de medida académica en las enseñanzas universitarias oficiales, junto con el llamado Suplemento al Título (o Suplemento de Diploma, SD), un documento adjunto al título que facilita el reconocimiento académico y profesional de las calificaciones obtenidas.

En general, todas las carreras tendrán una formación inicial de 240 créditos, equivalentes en España a cuatro años (más tiempo en el caso de algunas carreras, como Arquitectura o Medicina). Con este primer nivel de estudios se obtendrá el título de Licenciado, Ingeniero o Arquitecto.

 

7. ¿CÓMO SE OBTIENEN LOS CRÉDITOS?

 

Cuentan no sólo las horas de clases teóricas (las impartidas por el profesor y las horas de examen), sino también el trabajo que debe ser realizado por el alumno (elaboración de trabajos, seminarios, horas de estudio).

En términos generales, los estudiantes deberán hacer más prácticas y tener un papel más activo. Cada crédito ECTS (Sistema Europeo de Transferencia de Créditos, por sus siglas en inglés) corresponde a entre 25 y 30 horas semanales, de las cuales tan sólo 10 serán lectivas.

Los créditos se anexan al título, describiendo los estudios cursados para hacer posible la homologación a nivel europeo. Con ello, y partiendo de la experiencia del actual Programa Erasmus, se pretende favorecer la movilidad estudiantil y laboral.

 

8. ¿CÓMO SON LAS NUEVAS TITULACIONES?

 

El sistema de titulaciones está estructurado en dos ciclos: Grado, de educación más generalista, y Postgrado, de educación especializada. El acceso al segundo ciclo requiere haber completado con éxito el primer ciclo en un periodo mínimo de tres años (en España, salvo excepciones, cuatro). Con el segundo ciclo se obtiene el grado de maestría (Master) y/o doctor (Doctorado).

 

9. ¿DESAPARECERÁN LAS DIPLOMATURAS?

 

Sí. Ya no habrá ni diplomaturas ni licenciaturas, sino, como en el sistema anglosajón, las mencionadas titulaciones de Grado (el bachelor inglés) y Postgrado.

 

10. ¿QUÉ IMPLICACIONES ECONÓMICAS TIENE ESTO?

 

Importantes. La especialización (el segundo ciclo) tendrá un precio de entre 1.400 y 2.000 euros por curso.

El Gobierno español está elaborando un plan de financiación para la Universidad, del que no se descarta el modelo mixto, mezcla de fondos públicos y privados

 

11. ¿CUÁLES SON LAS PRINCIPALES CRÍTICAS?

 

Los detractores del Plan Bolonia destacan que, en la práctica, el sistema de créditos introducido equipara el horario estudiantil a un horario laboral, debido al aumento de horas obligatorias, e impide compaginar los estudios con un trabajo.

Con respecto a las nuevas titulaciones, quienes se oponen al Plan denuncian que el incremento del gasto económico necesario para obtener las de segundo ciclo se traducirá en una elitización de la Universidad, ya que no todos los estudiantes podrán permitírselo.

En este sentido, señalan que dejarán de existir las actuales becas, que serán sustituidas por las llamadas becas-préstamos (préstamos bancarios a devolver con intereses). También critican que el título de Grado será comparable a la actual FP y que supondrá una formación básica y poco especializada encaminada a la obtención de trabajadores precarios.

Se critica también que las carreras que se impartan en las universidades estarán a partir de ahora basadas en criterios de pura rentabilidad, establecidos por la Agencia de Evaluación Nacional de Calidad y Acreditación (ANECA), lo que conllevará la marginación de las carreras menos técnicas o "prácticas".

Algunos críticos han señalado también el hecho de que, más allá de disfrutar de una beca Erasmus de un año, en España el número de alumnos que desea estudiar, o trabajar después, en otros países no es lo suficientemente grande como para justificar una reforma de estas dimensiones.

También se ha denunciado que el Plan se aprobó sin el necesario debate público previo.

 

12. ¿CUÁL ES LA CRÍTICA DE FONDO?

 

La mayoría de las críticas contra el Plan Bolonia denuncian que las reformas introducidas tienden a la mercantilización del mundo universitario y se han hecho atendiendo más a los intereses económicos de los grandes conglomerados empresariales que a los de la comunidad educativa.

Los detractores del Proceso señalan que el pretendido objetivo positivo de crear un espacio común educativo esconde la idea de convertir la universidad europea en tan sólo una cantera para las grandes empresas, dejando a un lado su papel como lugar de formación y desarrollo humanos, y pasando a ser una mera fábrica de individuos válidos para el mercado laboral.

 

13. ¿QUÉ ARGUMENTAN SUS DEFENSORES?

 

Los defensores del Plan Bolonia, - sobre todo organizaciones conservadoras, privadas y religiosas- , sostienen que éste mejorará las salidas laborales de los universitarios, ya que sus títulos estarán reconocidos en todos los países firmantes, y los nuevos planes de estudios estarán más orientados a la formación de profesionales demandados por la sociedad, con una mayor especialización.

Con respecto al sistema de créditos, consideran que organiza de un modo más real el tiempo de los estudiantes, estableciendo límites de horas y creando la posibilidad de estudiar a tiempo parcial para poder trabajar, matriculándose en menos créditos. También defienden que se valore más el trabajo global del alumno y su iniciativa que el hecho de simplemente asistir a clases magistrales.

Argumentan asimismo que el sistema de Grado y Postgrado es el que funciona actualmente en la mayoría de los países del mundo.

Básicamente, los defensores del Plan entienden que se trata de una apuesta estratégica a medio y largo y plazo para mejorar la sociedad europea en su conjunto a través de la creación de empleo, y mediante un sistema universitario más racional y universal. La nueva sociedad europea, entienden, necesita universitarios formados más en consonancia con las necesidades laborales actuales, más adaptables y más dispuestos a cambiar de lugar y de puesto.

 

14. ¿ES UN TRATADO DE CUMPLIMIENTO INMEDIATO?

 

No. Se trata de una declaración política realizada en torno a diversos acuerdos y compromisos, que establece un plazo, hasta el año 2010, para la consecución del EEES. Contempla fases bienales de ejecución, cada una de las cuales finaliza mediante la correspondiente Conferencia Ministerial, que revisa lo conseguido y establece directrices para el futuro.

 

15. ¿QUÉ PAÍSES LA HAN FIRMADO?

 

La Declaración de Bolonia ha sido firmada, hasta el momento, por 47 países. En 1999 lo hicieron Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Dinamarca, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Holanda, Hungría, Islandia, Irlanda, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Noruega, Polonia, Portugal, el Reino Unido, la República Checa, Rumanía, Eslovaquia, Eslovenia, España, Suecia y Suiza. Croacia, Chipre, Turquía y Liechtenstein la suscribieron en 2001. Albania, Andorra, Bosnia-Herzegovina, el Vaticano, Macedonia, Rusia y Serbia lo hicieron en 2003; Armenia, Azerbaiyán, Georgia, Moldavia y Ucrania, en 2005 y, finalmente, Montenegro, en 2007.

Kirguistán, Israel, Kosovo y la República Turca del Norte del Chipre han solicitado ser incluidos en el Proceso, pero han sido rechazados, los tres primeros, por no firmar parte de la Convención Cultural Europea del Consejo de Europa, y el cuarto, por no ser reconocido como entidad política independiente por ninguno de los firmantes de la Declaración.

 

16. ¿CÓMO SE ESTÁ APLICANDO EN ESPAÑA?

 

La Ley Orgánica 4/2007 de 12 de abril, que modificó la Ley Orgánica de Universidades (LOU), de 2001, sentó las bases en nuestro país de cara a la plena integración del sistema universitario español en el EEES. Antes, en septiembre de 2003, el Consejo de Ministros ya había aprobado el nuevo Sistema Europeo de Créditos y el de Calificaciones en las titulaciones universitarias, y en octubre del año pasado hizo lo propio con el de Ordenación de las Enseñanzas Universitarias, que fija la nueva estructura europea de títulos.

En España, la aplicación del Proceso de Bolonia, cuya primera experiencia piloto se llevó a cabo en la Universidad de Murcia, en el curso 2005-2006, tenía previsto que a partir del presente curso 2008-2009 empezasen a desaparecer las licenciaturas y diplomaturas actuales. No obstante, hasta 2015 los universitarios que cursen estudios anteriores al Plan Bolonia podrán elegir entre continuar en el régimen en el que comenzaron u optar por el nuevo modelo.

Los estudios de Grado se completarán en nuestro país en cuatro cursos lectivos y 240 créditos, excepto Arquitectura, con 300 créditos y Medicina, con 360.

Para acceder a los estudios de Master, que decide cada universidad, será imprescindible el título de Grado y haber superado un mínimo de 60 créditos y un máximo de 120.

El tercer ciclo, o estudios de Doctorado (entre 3 ó 4 años), incluye un periodo de formación y otro de investigación, requiere la presentación de la tesis doctoral y es imprescindible haber superado un mínimo de 300 créditos entre el primer y segundo ciclo, con el requisito de que un mínimo de 60 correspondan a enseñanzas de Postgrado.

 

17. ¿QUÉ CARRERAS HABRÁ EN NUESTRO PAÍS?

 

Para el presente curso 2008-2009 estaba previsto que pudieran cursase en España un total de 162 carreras, correspondientes a las ramas de Artes y Humanidades, Ciencias, Ciencias de la Salud, Ciencias Sociales y Jurídicas e Ingeniería y Arquitectura, todas ellas adaptadas a la UE y validadas por la mencionada Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA), con el visto bueno del Consejo de Universidades.

De las 162 carreras diseñadas por las universidades, 92, es decir, el 57%, las impartirán 17 universidades privadas y de la Iglesia, y 16 públicas impartirán el resto.

 

18. ¿QUÉ ES LA ANECA?

 

La Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación depende del Ministerio de Ciencia e Innovación, fue creada en 2002 y tiene la misión de evaluar, certificar y acreditar las enseñanzas superiores, los profesores y las instituciones.

 

19. ¿CUÁLES HAN SIDO Y SON LAS PRINCIPALES PROTESTAS?

 

Manifestaciones, huelgas, encierros... Estudiantes de toda España han salido a la calle en contra del nuevo modelo universitario, si bien las mayores protestas, que han explotado en las últimas semanas, se han centrado, sobre todo, en Granada, Barcelona, Murcia, Sevilla y Madrid.

En abril y mayo de este año un grupo de estudiantes de la Universidad Autónoma de Barcelona fueron expedientados tras asaltar el despacho del rector durante las protestas. Podrían ser expulsados de la Universidad por un periodo de hasta once años.

En Madrid, en la Facultad de Filosofía de la Universidad Complutense, 200 estudiantes permanecieron encerrados entre abril y junio. En la Universidad de Barcelona más de 300 estudiantes seguían durmiendo hasta este viernes en pasillos y aulas de seis facultades. En la Autónoma de Barcelona 160 alumnos de Filosofía y Letras y de Comunicación realizaban "piquetes informativos" y prácticamente habían paralizado la actividad en los centros. En Valencia, esta semana había todavía encierros en siete centros de la Universidad: Historia, Filosofía, Filología, Medicina y Psicología.

En algunas de estas manifestaciones se han producido duros enfrentamientos entre los estudiantes y la Policía.

Fuera de España también ha habido numerosas protestas, las más importantes, en Grecia, donde el Gobierno se ha llegado a plantear una revisión a fondo de la reforma.

Contra el Proceso de Bolonia se han manifestado no sólo los estudiantes, sino también profesores y políticos de izquierda.

 

20. ¿QUÉ POSTURA TIENE EL GOBIERNO?

 

El Gobierno, al igual que los principales partidos políticos, apoya el Plan. No obstante, y según informó el diario El País, el Ejecutivo ha accedido a revisar las "cuestiones que no estén funcionando bien" y "está abierto a realizar ciertos cambios", como la eliminación del exceso de documentación que pide a los centros la ANECA para aprobar las nuevas titulaciones, o la revisión de los equipos de evaluación que las realizan.

Por su parte, y según señaló el mencionado diario, la ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, mantendrá en los próximos días un encuentro con los rectores de los cinco centros universitarios más afectados, y el día 4 se ha convocado, además, una sesión extraordinaria de Consejo de Universidades para abordar el problema.

 

Volver